Empezando la etapa 1 desde Canterbury

Esperar no es mi fuerte. Cosas de la paciencia. Y en la puerta de la catedral de Canterbury es más fácil hacerlo gracias a medio litro de café mientras repaso algo de internet.

Caminando es cuando te das cuenta de que llevas sobrepeso en la mochila. De que Londres es un agobio de gentes y de movimientos no líquidos, sino gaseosos (de CO2) y de que a pesar de todo es fácil encontrar gente buena como Miguel, o la neozelandesa Roz y sus “flatmates” en Canterbury. Y es que el “couchsurfing” funciona. Así me dijo Belén en en Londres el otro día y así lo comprobé cenando salchichas a la barbacoa.

Al parecer nadie conoce la ruta ni siquiera en la librería Standfords en Londres donde compré la guía cuyo último ejemplar me esperaba.

A partir de ahora 30kms por la campiña inglesa.

Raúl

La guía que me acompañará hasta Italia

La guía que me acompañará hasta Italia

Anuncios

3 thoughts on “Empezando la etapa 1 desde Canterbury

  1. Te deseo lo mejor en este viaje!. Seguro que conoces mucha gente por el camino, es lo bonito de hacer estas rutas de peregrinación. Algún día tengo que probar el couchsurfing me parece una buena forma de conocer gente y aprender mas sobre el país que visitas.
    Un enorme abrazo y mucha suerte en el camino!
    Vero.

  2. Mucho ánimo y fuerza, te leemos siempre :).

    El último ejemplar siempre da a uno la sensación de posesión ¿no crees?

  3. En verdad muy poca gente conoce esa ruta, yo el primero. Camina con pies de plomo y con la mente bien abierta, pues a la vuelta te darás cuenta que las experiencias vividas te han cambiado mucho más de lo que el goteo del tiempo podría haberlo hecho. ¡A disfrutar!

Los comentarios están cerrados.