Cuestiones prácticas para hacer la Vía Francígena

¿Desde dónde salir?

Depende del tiempo disponible para recorrer el camino. Si bien es cierto que es recomendable acudir a uno de los puntos que más cerca permita llevar un medio de transporte. Aunque el verdadero peregrino, salía desde la puerta de su casa. No es necesario seguir a rajatabla el recorrido aquí sugerido u otros.

Recorrer la Vía Francígena en bicicleta

Definitivamente sí. Tanto en los 4 países: Inglaterra, Francia, Suiza e Italia. Preferiblemente con una mountain bike o similar. No con una de carretera a menos que sólo se quiera ir por carretera. Aunque en Francia será muy útil.

  • En Inglaterra: Recorrido apto para las bicicletas e incluso fáciles alternativas.
  • En Francia: Como la mayor parte de las etapas son en carretera o caminos llanos, ningún problema.
  • En Suiza: Sólo dos etapas montañosas. El resto llaneando por carretera o caminos. Si no se quiere subir el Puerto del Gran San Bernardo, se recomienda ir por el túnel pero habrá que tomar un autobús en Orsières o Martigny.

La Vía Francígena con animales

Por supuesto que sí. Pero el problema serán los albergues. El recorrido es apto para perros u otros animales de compañía similares. Se aconseja llamar a los albergues para prevenir o preguntar si aceptan animales. A caballo todavía es muy complicado. No existen lugares de acogida para estos animales.

La Vía Francígena con niños y adolescentes

Evidentemente, la responsabilidad siempre recae en los adultos que con ellos vayan. Se aconseja hacer los recorridos en los que haya caminos sin tránsito motor. Para ello se recomienda estudiar bien el recorrido. Ningún problema en los alojamientos.

La Vía Francígena para discapacitados

Evidentemente depende del nivel de discapacidad. Pero muchos de los alojamientos todavía no están preparados para las personas discapacitadas.

Las mejores épocas del año y meteorología

Sobra decir que el invierno no es el período más aconsejable, no sólo por el frío, las nieblas, la humedad, la lluvia y la nieve, sino también por las pocas horas de luz y porque numerosos albergues permanecen cerrados en esta época. Asimismo muchos de los trayectos estarán impracticables. El Paso del Gran San Bernardo sólo se abre entre el 15 de junio y el 15 de octubre de cada año. Así, se recomienda hacer el trayecto entre los meses de mayo a septiembre en los que la meteorología será favorable así como la disponibilidad de alojamientos. El norte de Francia será muy húmedo y frío y posible presencia de nieblas incluso en primavera y verano. Suiza será muy agradable aunque con tiempo variable. Atención al Paso del Gran San Bernardo: aún puede haber presencia de nieve. En Italia la zona más incómoda será la de la Pianura Padana (desde Ivrea a Fidenza) en la que las grandes extensiones de arrozales atraen a mucha humedad y a numerosos mosquitos.

Alternativas al Paso del Gran San Bernardo

Para subir al Paso del Gran San Bernardo (si no se hace a pie), hay que acudir hasta la ciudad de Aosta o Bourg Saint Pierre en Italia. O bien desde Martigny u Orsières en Suiza. Desde ambos puntos se puede tomar un autobús que nos llevará hasta el Hospicio. Consultar horarios en Internet.

¿Cómo fraccionar el trayecto? Hacerlo por etapas

Al igual que ocurre en el Camino de Santiago, la VIA FRANCIGENA se puede hacer en varios años, según la disponibilidad del peregrino. No habrá ningún problema a la hora de sellar las credenciales. La misma puede ser utilizada en periodos diversos. Para recibir el Testimonium en el Vaticano, basta con haber hecho los 140 últimos kilómetros.

¿Existen servicios de transporte de equipaje?

Todavía no existen servicios continuos y profesionales que lleven el equipaje, tal y como ocurre en el Camino de Santiago. Algunos albergues ofrecen la posibilidad en trayectos cortos.

Transportes públicos

Sobra decir que no es obligatorio recorrer todo el trayecto a pie. Según las circunstancias se puede tomar un transporte público. Tanto en Francia, Suiza como en Italia se encontrarán con un sin fin de líneas regulares de autobuses locales que les podrán facilitar la llegada a determinados puntos. Lo mismo ocurre con la red ferroviaria.

¿Cuánto me puedo gastar en total?

Dependerá del trayecto elegido. Lo más caro será el acceso al lugar de salida y el retorno a casa. El resto dependerá de las condiciones con las que se viaje. Los albergues específicos para peregrinos vienen a costar una media de 15€, un poco más caro que en el Camino de Santiago. Se puede comer comprando en supermercados y tiendas pequeñas. Sobre todo en Suiza porque el país es muy caro. Se recomienda llamar con antelación a los albergues para peregrinos. La mayoría de los albergues cuentan con cocina para peregrinos.

¿Los albergues son para todos?

Los albergues específicamente para peregrinos, son eso: “para peregrinos”. Eventualmente se acoge a ciertas personas en caso de fuerza mayor. Pero es necesaria y obligatoria mostrar la credencial de peregrino.

¿Se puede acampar en el trayecto?

Las leyes de los cuatro países por los que se pasa son estrictas: es posible acampar sólo en áreas destinadas a tal efecto. El camping libre está prohibido en toda la VÍA FRANCIGENA. Ahora bien, existen personas que llevan una pequeña tienda de campaña y duermen en zonas alejadas y dejan el lugar antes de partir como si no hubieran estado.
mochila2

Anuncios