El relato de Alfonso, un peregrino asturiano a pie de Roma a Santiago [1]: Desde Roma a Bolsena

Por la Vía Francígena hacia Santiago

Por la Vía Francígena hacia Santiago

Cada vez más peregrinos utilizan el eje Roma-Santiago para hacer de éste su lugar de peregrinación. Es el caso del peregrino asturiano Alfonso Álvarez, quien en este año 2013 recorrió a pie el trayecto completo desde Roma a Santiago a través de la Vía Francígena en Italia y del Camino de Santiago tanto por Francia como por España. Alfonso, nos relata con gracejo y espontaneidad su periplo, los encuentros que tuvo, lo bien o mal que comió (es persona de paladar avezado) y lo bien o mal que comió. Desde hoy nos escribe en varios capítulos sus experiencias y nos muestra a través de sus fotografías la belleza que él vio. Éste es el relato de un peregrino astur desde la tumba de San Pedro a la de Santiago.

Camino de Roma a Santiago
1: de Roma a Bolsena.

Texto y fotografías: Alfonso Álvarez

Bueno por fin me pongo con mi Camino desde Roma. Lo he ido dejando porque esta vez era aún mas difícil y complicado tener que elegir entre más de 12.000 fotografías e intentar explicar un Camino tan largo y complicado. Pero bueno, vamos a ello.
Llegué a Roma el día 1 de Abril de este año 2013. Allí me esperaba un amigo, Peregrino Victorio, a quien conocí en el Camino Primitivo. Había reservado una cama en el Albergue de Peregrinos que hay en Roma y que pertenece a la Confraternita de San Jacopo de Perugia, los mismos que tienen un albergue en Puente Fitero, en el Camino de Santiago. Allí te facilitan la credencial y alojamiento para un máximo de tres días. El albergue está francamente bien y como ocurre en todos los albergues de la Confraternita, realizan el ritual del lavado de pies. Sin embargo, no me quedé porque mi amigo me secuestró en su casa y yo que soy muy flojo me dejé.

Audiencia Pública del Miércoles 3 de Abril, esperando la Bendición para comenzar mi Camino.

Audiencia Pública del Miércoles 3 de Abril, esperando la Bendición para comenzar mi Camino.

Mi intención era salir a caminar el día 3, miércoles, ya que los miércoles son los días de audiencia pública del Papa y me apetecía salir con su Bendición. Y así fue. Ese día, a eso de las 12 de la mañana empecé mi camino. Mi deseo de hacer este Camino de Roma a Santiago de Compostela nace después de haber oído a dos amigos (Paco y Manuel) hablar de cuando ellos lo hicieron, aunque ellos lo hicieran con un recorrido un poco diferente al mío. Ellos hicieron que me picara la curiosidad. Cuando me decidí a emprenderlo, hablé con ellos y me querían complicar más de lo que yo ya me complico. Por mucho que miré por internet, no había manera de encontrar lo que buscaba, pero siempre que se cierra una puerta se abre una ventana. Y así apareció por casualidad un blog de un Peregrino que un año antes había hecho esta Peregrinación exactamente por donde yo quería hacerla. Me puse en contacto con él y “bingo”, me encontré con una gran persona y ahora un gran amigo: Salvador Serra. Él se desplazó hasta aquí a pasar un fin de semana y explicarme todo. Con lo desastre que yo soy, al final me dejó unas hojas en las que ponía los pueblos por los que había pasado y dónde había encontrado acogida. Y con eso me valía.

Este es un Camino para los “Agonías” que lo preparan y “requetepreparan” y buscan mil y una guía, plano etc, o para “inconscientes”. Ese es mi caso. Sólo sabía el siguiente pueblo y el siguiente y su siguiente… Primero seguí dirección Génova y después ir viendo. De vez en cuando tirar de un plano de carreteras que me facilitó el Gran Paco (mi Ángel de la guardia) y algún que otro mensaje por whatsapp a Salvador (mi otro Ángel de la guardia) y “hala” para adelante. Sólo en la primera parte, que corresponde a la Vía Francígena, (16 días de trayecto) existe una red de acogida y un par de albergues para peregrinos. A partir de ahí hasta Francia, uno tiene que buscarse la vida. Y en Francia mas fácil el Caminar pero usando más tarjeta Visa.

Bueno, poco a poco iré comentando mas cosas. Aunque vea muy complicado ir explicando jornada a jornada. Al final resultaron ser 3.140 kms hasta Finisterre, a donde llegué el día 14 de Julio de 2013, haciendo novillos tres o cuatro días para hacer alguna visita turística.
Un abrazo para todos.

Roma – Campagnano: 44Km
Campagnano – Capranica: 30Km
Capranica – Viterbo: 29 km
Viterbo – Bolsena: 37 km

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios