Desde el sur de España hasta el Vaticano con una cruz a cuestas por la Vía Francígena

685895-spain-britain-gibralJusto Márquez Sánchez es granadino, de Almuñécar, tiene 51 años y está en el paro. Pero andando. Desde principios de marzo, camina por toda España, el sur de Francia e Italia para recorrer los 2.326 kilómetros que hay entre la localidad de Motril y el Vaticano. Lo más curioso del caso es que consigo lleva a cuestas una cruz de madera de 3 metros de largo por 2 metros de ancho y unos 15 kilos de peso. Y con ella tratará de entrevistarse con el Papa Francisco a su llegada a El Vaticano. Tras recorrer la Vía Francígena por Italia, permanecerá 15 días en Roma en oración y ayuno como colofón a su peregrinación. Justo, lleva carteles con el mensaje ‘No más hambre, no más guerra, paz en el mundo’, y no es su primera peregrinación de este estilo.

Ya en 2013,  Justo había caminado desde su ciudad hasta Gibraltar con la cruz a cuestas, pidiendo el cese del conflicto que mantenía España con el Reino Unido. También anteriormente, el granadino, caminó desde Granada hasta Madrid con su cruz.  Y no será su último viaje ya que Justo Márquez tras Roma, ya está planeando descansar y preparar su peregrinación hasta Jerusalén vestido de rabino con el objetivo de seguir su reivindicación de paz en el mundo y de fin del hambre.

motril_romaCon esta peregrinación, Justo tiene previsto escribir un cuaderno de ruta que se convertirá en un libro que piensa vender y donar un parte de lo obtenido al Banco de Alimentos y a la ONG Centro Ágape a la Esperanza, para abrir comedores sociales y centros de rehabilitación.

Justo no cuenta con ningún presupuesto para este viaje, sin embargo confía en la solidaridad de las personas tanto para comer como para ser alojado en las localidades por las que pase.

Quienes quieran seguir las peripecias de Justo, lo pueden hacer desde su página en facebook: Con la Cruz desde España al Vaticano.
justo-arquez-efe--644x362

Anuncios